Cáncer de próstata

Es el cáncer más común después del cáncer de piel. Es la segunda causa principal de muerte por cáncer en los hombres. A menudo no presenta síntomas. Aunque algunos tipos de cáncer de próstata pueden ser muy agresivos, la mayoría avanza lentamente. Es más frecuente en hombres mayores de 65 años y algunos de sus síntomas pueden ser: dolor o dificultad para orinar, dolor en la parte baja de la espalda o dolor al eyacular.

Cáncer de vejiga

Se habla de cáncer cuando las células de la vejiga crecen sin control. Este tipo de cáncer es más frecuente en hombres que en mujeres. El principal factor de riesgo para desarrollarlo es el tabaquismo. Entre los principales síntomas relacionados con el cáncer en la vejiga están: sangre en la orina, dolor al orinar y dolor en la espalda baja.

Cáncer de riñón

La mutación y el crecimiento indiscriminado de células de un riñón significan la presencia de cáncer. Esta enfermedad no es fácil de detectar, pues no presenta síntomas claros y suele diagnosticarse al observar los tumores durante estudios de rutina. Es más frecuente en hombres que en mujeres. Algunos síntomas del cáncer de riñón son: sangre en la orina, dolor o presión en un costado o en la espalda, y una masa o bulto que puede sentirse en el costado o la espalda.

Cáncer de testículo

Hablamos de cáncer de testículo cuando las células que lo conforman crecen de manera descontrolada, formando un tumor. Es el cáncer más frecuente entre hombres jóvenes de 15 a 35 años. Entre los posibles síntomas de cáncer de testículo están: un bulto detectable con el tacto, sensación de peso en el escroto y, en ocasiones, crecimiento de los pechos (debido a alteraciones hormonales).

Cáncer de pene

Este cáncer suele originarse en la superficie donde se unen el prepucio y el glande. Se puede sospechar de él si se presenta alguno de estos síntomas: bultos, llagas, irritación o inflamación en la punta o en la base del pene; sangrado y dolor en el pene (cáncer avanzado); protuberancias en las ingles (si el cáncer se ha diseminado hacia algunos ganglios linfáticos), y dificultad para orinar.

Es importante solicitar una consulta si presenta alguna de esas condiciones o tiene dudas sobre su salud.