<style>.lazy{display:none}</style> Cirugía Robótica – UROLOGÍA MH

Cirugía Robótica

Siempre a la vanguardia y con la mejor tecnología

¿En que consiste la cirugía robótica?

Es un método para llevar a cabo una cirugía mediante el uso de pequeñas herramientas que van pegadas a un brazo robótico. El cirujano controla el brazo robótico con una computadora.

FAQs

Déjanos resolverte algunas dudas

Las herramientas quirúrgicas que se usan en la cirugía robótica son mucho más pequeñas que las usadas en la cirugía abierta. Ya que las incisiones son más pequeñas, el sangrado es menor y hay menos trauma durante el procedimiento, lo cual significa también que hay menos dolor después de la cirugía y menos cicatrices.

La cirugía robótica y mínimamente invasiva se puede realizar en diversas áreas de la medicina, como: Urología. Ginecología. Cirugía de cabeza, cuello y otorrino.

Los cirujanos que utilizan un robot no reciben la respuesta táctil que se obtiene al cortar directamente el tejido de un paciente, y eso puede incrementar el riesgo de lesión al afectar órganos adyacentes. La máquina también puede causar quemaduras por la corriente eléctrica.

La cirugía robótica posee muchas ventajas tanto para el paciente como para el cirujano. La colaboración entre robot y cirujano permite que durante el procedimiento se realice una exéresis con gran precisión, sin necesidad de una gran incisión, que haya menor riesgo de complicaciones, menor dolor y una mayor precisión reconstructiva. Todo esto hace que el postoperatorio tras la prostatectomía radical con robot Da Vinci sea mucho más llevadero que con otro tipo de cirugía.

Consiste en un robot de dos brazos, uno dedicado a sostener la cámara laparoscópica y el otro para asistir de forma activa al cirujano durante la intervención de forma semiautónoma. El objetivo del sistema CISOBOT consiste en ayudar al cirujano a realizar una intervención en solitario.

Beneficios como menor riesgo de sangrado, mayor manejo para el cirujano, menos estancia hospitalaria e incisiones diminutas, son algunas de las mejoras que aporta el robot Da Vinci para el paciente y que le han situado como la mejor opción en campos como el de la urología, donde destaca por su abordaje del cáncer de próstata.

En el caso de una intervención realizada con un robot Da Vinci, el costo ronda los $300,000, sin tomar en cuenta honorarios del equipo quirúrgico.

Reposo relativo domiciliario por una semana.

Cuidados de la sonda uretral. Los 7-10 días que el paciente portará la sonda

Curas diarias de las 5 incisiones de un centímetro en el abdomen del paciente.

Hidratación generosa (unos 2-3 litros de agua diarios).

No realizar acciones o esfuerzos bruscos hasta pasadas unas 4 semanas.

Trabajamos para darte la mejor atención cada día

Pide tu consulta con el doctor

Scroll al inicio
Optimized with PageSpeed Ninja